Comisión Nacional de Riego ve en humedales oportunidad para mejorar calidad de aguas en territorio Biobío Negrete

La Comisión Nacional de Riego (CNR) organizó un día de campo para mostrar el uso de los humedales en el tratamiento de aguas residuales y purines, preservando así, la calidad de las aguas para riego.

Negrete, viernes 15 de marzo de 2019.- En la localidad de Rihue, comuna de Negrete, se realizó una jornada de día de campo, dirigido a pequeños agricultores beneficiarios del programa de la Comisión Nacional de Riego, denominado “Transferencia para la Gestión de la Calidad de Aguas en Biobío Negrete”, ocasión en que visitaron una parcela demostrativa implementada para el saneamiento de aguas residuales utilizando un humedal.

“Tal como lo ha señalado el Presidente Sebastián Piñera y el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, queremos que nuestra agricultura sea moderna y sustentable, y esta parcela demostrativa es un claro ejemplo de aquello, porque pudimos observar cómo aguas contaminadas con purines y aguas residuales, producto de la actividad ganadera, se pueden recuperar a través de un humedal”, destacó Javier Ávila.

El coordinador de la CNR agregó que, “el objetivo de nuestro programa ha sido fomentar la gestión sustentable del agua de riego y su calidad, para el desarrollo de una agricultura limpia, que permita al territorio Biobío Negrete aumentar su competitividad agropecuaria. Estamos contentos con la positiva recepción que hemos tenido por parte de los regantes del canal Biobío Negrete, quienes cada vez toman mayor conciencia de la importancia de la calidad de las aguas”.

En los objetivos específicos del día de campo se buscó internalizar en los agricultores un cambio de las prácticas actuales para el manejo ganadero y mostrar que es posible implementar un humedal para el tratamiento de aguas residuales y purines. Para esto se visitó la lechería del agricultor Aldo Martínez, del sector de Rihue, quien compartió su experiencia con los cerca de 50 agricultores y agricultoras que participaron de la jornada.

“La experiencia que he tenido con la CNR ha sido muy buena, ya que me ha permitido evitar la contaminación del agua del canal de dos maneras. A través de un cerco eléctrico logramos que los animales no se acerquen a tomar agua en el canal, ya que al hacerlo contaminaban las aguas con la orina y el guano. Ahora tienen un área delimitada para tomar agua. Por otra parte a través de un humedal podemos sanear las aguas residuales que se producen por las labores de la lechería”, señaló el agricultor Aldo Martínez, quien además agregó que “estoy muy contento porque hoy contamos con una mejor limpieza, las moscas se alejaron y a su vez evitamos contaminar las aguas que más tarde van a ocupar los vecinos”, concluyó el agricultor.

El programa “Gestión de la Calidad de Aguas en Biobío Negrete” se ejecuta con financiamiento de la Comisión Nacional de Riego, desde junio de 2017 en el territorio de influencia de la Asociación de Canalistas del Canal Biobío Negrete, que comprende zonas de riego de las comunas de Mulchén, Negrete y Nacimiento.

El 28 de marzo la Comisión Nacional de Riego realizará en Los Ángeles un seminario final, cuyo objetivo es transferir los logros y principales desafíos, tanto de la experiencia, como de su vinculación con los actores territoriales, en el marco del proceso de implementación del modelo de gestión organizacional; en pro del mejoramiento, la protección y la gestión de la calidad del agua de riego.  

El humedal como alternativa natural para sanear aguas residuales

Pedro Cisterna es docente del departamento de ingeniería civil y ambiental de la Universidad del Biobío y asistió al día de campo para dar a conocer a los agricultores como opera un humedal.

“En Chile a nivel urbano el tema del tratamiento de aguas residuales está resuelto, el problema está en el mundo rural, con sus actividades productivas, por lo tanto buscamos tecnologías que sean simples operacionalmente, de bajo costo de inversión y que sean sustentables ambientalmente.  Es así como llegamos al humedal, en el cual se realiza un trabajo cooperativo entre plantas y bacterias  para obtener un agua tratada, que sirve para regar frutales, especies madereras, pasto y otros productos que no sean de consumo directo, como las hortalizas”, señaló Cisterna.

El docente además comentó que ya están trabajando en tecnología en base a radiación ultravioleta para sanear a un mayor nivel el agua tratada el humedal, para que de esta forma pueda ser utilizada en cualquier cultivo.