Los voluntarios han agotado sus reservas de alimentos tras la dura temporada de emergencias que afectó a la región.

·         La entrega fue realizada por el presidente nacional del gremio, Juan José Ugarte, en nombre de todas las empresas asociadas.

La Corporación Chilena de la Madera -CORMA entregó una donación de 500 raciones de agua y alimentos al Cuerpo de Bomberos de Ñuble, siendo una de las primeras entidades en sumarse a la campaña ‘Una gota de agua y un alimento” que impulsan los bomberos de la zona quienes han agotado sus recursos frente la incansable lucha contra los incendios rurales.

Las raciones de combate de incendios comprenden galletas, atún y fruta, agua, y aportan cerca de 800 calorías diarias por persona.

El presidente de CORMA, Juan José Ugarte, junto al gerente regional de CORMA, Emilio Uribe, entregaron el aporte frente a la Intendencia regional en Chillán, en el marco de una visita para hacer un balance de la situación de los incendios rurales.

“Es una señal de reconocimiento y de la aprobación ciudadana que tiene Bomberos, dado el nivel de entrega que tienen y por la forma en que han representado a la población durante esta compleja temporada que, afortunadamente, se está sacando adelante con buenos resultados”, subrayó Ugarte.

El presidente regional del Consejo del Cuerpo de Bomberos de Ñuble, Francisco Zapata, destacó que “es la primera empresa que está tomando el guante con respecto al llamado de esta campaña que estamos realizando para los bomberos”, agradecido por el aporte entregado por CORMA a las 19 compañías presentes en la región.

Eso sí, la sorpresa para Zapata no terminó con las raciones, ya que el líder del Departamento de Prevención de Incendios de CORMA, Ramón Figueroa, comprometió además una capacitación para los bomberos de la zona en combate contra incendios rurales. A través del programa, se buscará enseñar a los voluntarios estrategias, tácticas y métodos de ataque inicial en la interfaz, planes de acción y comunicación con el público, actividades de prevención de riesgo o temas relacionados al efecto del clima y la topografía, entre otros aspectos, de tal manera de generar una coordinación constante entre estos voluntarios y las brigadas forestales.

En tanto, Gonzalo Muñoz, director de Working On Fire Chile —empresa que presta servicios a empresas forestales—, detalló que la ayuda nació “de un combate conjunto y una amistad que se ha desarrollado en las zonas de interfaz” y de un “respaldo a ambas instituciones”.

Cabe precisar que la región ha sufrido hasta la fecha un total de 319 incendios. De ellos, 43% han sido de carácter intencional.

CONTACTO DE PRENSA

Nelson Valenzuela Vargas  /Periodista  CORMA/ 9 58684007 / nelrovava@gmail.com