Comunidades indígenas participan activamente

Enmarcados en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes; y tras la activa participación, conexión y promoción que despliega el Servicio de Salud Biobío, se desarrolla – hoy y mañana – el seminario denominado “Actualizaciones en Hidatidosis”.

La actividad, que es organizadapor el Servicio de Salud Biobío con el fuerte apoyo del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), busca actualizar la información sobre Hidatidosis que existe en la provincia y a su vez promover, entre las distintas comunidades indígenas de la zona, las acciones preventivas que son estrictamente necesarias de aplicar para evitar esta enfermedad que es producida por un parasito y que puede afectar tanto a los animales como a las personas.

Encabezando este semanario estuvo la Directora del Servicio de Salud Biobío, Dra. Marta Caro Andía, quien explicó que “estamos lanzando este seminario de actualización de Hidatidosis en nuestra red, ya que en el marco del convenio 169 de la OIT -que nos exige que consultemos a los pueblos originarios sobre las acciones que realizamos como Estado respecto de su territorio- las comunidades nos han planteado su preocupación por esta enfermedad que los afecta de manera más significativa”. Agregó, “en este sentido el Gobernador Provincial, nos ha pedido como sector salud que desarrollemos acciones para intervenir este problema y disminuyamos su incidencia. Este seminario es un paso para cumplir con esta tarea. Luego iremos desplegando acciones en el ámbito clínico y educativo con el fin de cortar el ciclo de transmisión de la Hidatidosis”.

Específicamente, la Hidatidosis  es una enfermedad producida por un parásito que se llama Echinococcus Granulosus y que transmite el perro a través de su materia fecal. Cuando el perro infectado elimina su materia fecal, salen con ella miles de huevos del parásito que contaminan el agua, el pasto, la tierra, las verduras y hasta quedan adheridos en el pelo del mismo perro. Cuando las ovejas comen los huevos a través del pasto o el agua, en sus órganos (pulmones, hígado, etc.) se forman los quistes. Si el perro es alimentado con estas vísceras enfermas, en su intestino se forman otra vez los parásitos, y empieza el ciclo nuevamente.

El Dr. Oscar Jensen, médico veterinario del Centro de Investigación en Zoonosis del Ministerio de Salud de Argentina, fue uno de los expositores que participó de este seminario compartiendo su experiencia en el área además de exponer sobre las nuevas herramientas tecnológicas en el control de la Hidatidosis. Al respecto, el experto indicó que “el abanico científico que la ciencia pone a disposición de los sistema de salud son muchísimos. Hoy seguimos disponiendo, como hace 30 años, de un antiparasitario que administrado al perro es 100% efectivo. También, seguimos sabiendo que cuando faenamos y no les damos las vísceras a nuestros perros, no vamos a tener hidatidosis; de igual manera, hoy contamos con una vacuna – ya a disposición en el mundo – que aplicada a la oveja o a la cabra, previene que nuestros chivitos o corderos se enfermen de hidatidosis. También, es muy importante la tenencia responsable de los perros, con esto me refiero no sólo a tenerlos bien cuidados entregándoles cariño y alimentándolos, sino que también a mantener sus vacunas y darles sus antiparasitarios “.

La Hidatidosis es un problema de salud pública y una enfermedad que puede llegar a ser mortal, por eso la importancia de  prevenirla. A nivel nacional, la Hidatidosis presenta una incidencia de 1,56 por 100.000 habitantes, sin embargo, en la VIII región esta cifra aumenta al 2,86 por cada 100.000 habitantes y en la provincia de Biobío es de 7,2 por cada 100.000 habitantes. Las zonas más afectadas son Alto Biobío, Quilaco y Santa Bárbara.

Quienes participaron activamente de este seminario fueron los representantes de las comunidades indígenas de Alto Biobío. Al respecto, el lonko de la comunidad de Butalelbun, Roberto Manquepi Vita, señaló que “para nosotros es una prioridad este proyecto, nosotros fuimos incentivadores de esta idea, porque estamos sufriendo en carne propia este problema sanitario”. Agregó que “hemos tenido varios lamienes y peñis con síntomas y han sido operados por quistes hidatídicos. Por eso nosotros teníamos la obligación, como dirigentes, como lonkos, de enfrentarnos a esta realidad y le pedimos al Servicio de Salud Biobío y al SAG que en conjunto abordáramos este tema y así lo estamos haciendo”.

Durante el día de hoy el seminario contó con distintas exposiciones sobre el tema, mientras que mañana se desarrollarán los talleres para